Derechos de las personas con diversidad funcional como usuarias de servicios audiovisuales

Coral Hortal, presidenta de Vida Independiente Andalucía, en una manifestación Foto: Hazeina
Fecha: 
Miércoles, 2 Julio, 2014 - 14:15
Contenido: 

Propuestas del Foro Andaluz Educación, Comunicación y Ciudadanía y la asociación Vida Independiente de Andalucía para la Mesa de Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual de Andalucía.

La accesibilidad de las personas con diversidad funcional a los servicios audiovisuales sigue siendo una de las principales reclamaciones de muchas entidades que defienden los derechos de este colectivo.
El pasado 9 de junio, dentro del calendario de reuniones temáticas convocadas por la Dirección General de Comunicación Social de la Junta de Andalucía con motivo de la Mesa para la Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual de Andalucía (MOISA), tuvo lugar la mesa sobre derechos de los usuarios de servicios audiovisuales. Junto a temas como la alfabetización mediática, la defensa del menor, la igualdad de género o la transparencia informativa se trató también  la accesibilidad de las personas con diversidad funcional a los servicios audiovisuales.
El Foro Andaluz Educación, Comunicación y Ciudadanía considera que no se puede entender la comunicación como un instrumento de construcción social si se deja de lado a parte de la ciudadanía, por lo que estuvo presente en esta mesa apoyando las propuestas de la asociación Vida Independiente de Andalucía, entidad miembro del Foro y que trabaja la defensa de los derechos de acceso a la comunicación de este colectivo en el marco de la elaboración  de la nueva Ley Audiovisual de Andalucía.
Con el referente de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2006 y ratificada por España, VIAndalucía, de cara al desarrollo de esta nueva ley, apuesta por una comunicación inspirada en la defensa de la igualdad y la no discriminación y defiende  las siguientes medidas:

Lengua de signos y audiodescripción

En las propuestas de base del anteproyecto de ley se recoge que las personas con discapacidad auditiva tienen el derecho a que la comunicación audiovisual televisiva, en abierto y de cobertura autonómica, subtitule el 100% de los programas  y cuente con un mínimo de dos horas a la semana y todas las correspondientes a programas informativos de interpretación en lenguaje de signos. En el caso de la cobertura local, la subtitulación sería de un 75% y contaría, como mínimo, con dos horas a la semana de interpretación con lengua de signos.
Por su parte, las personas con discapacidad visual tienen el derecho a que la comunicación audiovisual televisiva, en abierto y de cobertura autonómica y local, cuente al menos con dos horas audiodescritas a la semana y todas las correspondientes a programas informativos cuando se trate de cobertura autonómica.
VIAndalucía sostiene que este tiempo dedicado a lenguaje de signos y audiodescripción es insuficiente y que “en pro de la comunidad de personas sordas y de las personas ciegas éste tendría que ser de 8 horas diarias en 2019”. La publicidad emitida en los medios andaluces debe ajustarse también a las mismas medidas que el resto de la programación.

Derecho a percibir y a emitir

Las personas con diversidad funcional tienen también derecho a transmitir sus propios mensajes. La accesibilidad no debería ceñirse sólo al derecho a la percepción de lo emitido por los medios audiovisuales, sino que también debería contemplarse:
-La obligación de los medios de comunicación públicos de difundir el contenido de la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad, según su artículo 8.
-Promover la participación de las personas con diversidad funcional en los medios.
-Garantizar la accesibilidad arquitectónica y el diseño para todos/as de los estudios de la RTV, entendido éste como el diseño de productos, del entorno, programas y servicios que puedan utilizar las personas, sin excluir los productos de apoyo específicos cuando fueran necesarios.
En este sentido, en el texto base del anteproyecto de ley, y como propuesta formalizada por el Foro Andaluz Educación Comunicación y Ciudadanía, se recoge que los estudios de radio y televisión de Andalucía tienen que ser accesibles antes de dos años desde la entrada en vigor de la ley, incluyendo tanto la accesibilidad de trabajadores con diversidad funcional, como la de ciudadanos invitados a participar o aquellos que hagan un uso más intensivo de las instalaciones como consecuencia del ejercicio del derecho de acceso a los medios públicos.
-Garantizar la accesibilidad web a las páginas elaboradas por entes públicos andaluces.

Imagen no discriminatoria

Aunque con excepciones, los medios de comunicación suelen transmitir una imagen de este colectivo  sesgada de la realidad, estereotipada, y donde, muchas veces, no están presentes en el propio discurso comunicativo o no son las fuentes de información. Se hace necesaria la promoción de una imagen de las personas con diversidad funcional en positivo, alejándose de la “trasnochada imagen tradicional discriminatoria”, sostiene  VIAndalucía.

Sobre Vida Independiente Andalucía

La Asociación está constituida por un grupo de personas con y sin diversidad funcional que pretenden cambiar el punto de vista que la sociedad, particularmente la andaluza, tiene sobre las personas tradicionalmente llamaban discapacitadas, especialmente de aquellas que dependen de otros para el desarrollo de sus vidas.
En última instancia persigue promover la vida independiente, romper con modelos discriminantes y lograr que los ciudadanos andaluces con diversidad funcional tomen el control sobre sus propias vidas. Así, en 2005, proponen el término de “diversidad funcional” con el objetivo de utilizar una terminología no negativa, no rehabilitadora.

(Escrito por Mariló Palomeque, integrante del Grupo Motor del Foro)
(Autora Fotografía: Hazeina, integrante del Grupo Motor del Foro)