"La ciudadanía andaluza quiere derechos audiovisuales propios del siglo XXI con los que profundizar en la democracia en Andalucía"

Fecha: 
Viernes, 20 Junio, 2014 - 09:30
Contenido: 

Tras las mesas temáticas convocadas por la Dirección General de Comunicación Social de la Junta de Andalucía para avanzar en la elaboración de la Ley de Comunicación Audiovisual, desde el Foro se analiza la introducción de las propuestas hechas a la MOISA, la reacción de otros agentes sociales y los retos actuales.


(Por Alejandro Blanco, miembro del Grupo Motor del Foro)

La alianza entre medios comunitarios, públicos, asociaciones de diversa índole y grupos de investigación coloca a la ciudadanía andaluza en una posición inédita y poderosa en el proceso de elaboración de la Ley Audiovisual de Andalucía. El Foro Andaluz Educación, Comunicación y Ciudadanía ha demostrado su solvencia, diversidad y creatividad con un centenar de propuestas para el articulado de la futura ley y del plan de impulso del sector audiovisual. Esto ha merecido el reconocimiento y la adhesión de otros agentes participantes en este proceso, así como de la propia Dirección General de Comunicación Social (DGCS) de la Junta de Andalucía.
Este frente amplio por el empoderamiento ciudadano en la comunicación tiene la capacidad de fijar los marcos del debate o alterar los tradicionalmente utilizados, en buena medida gracias al apoyo de entidades que llevan mucho tiempo trabajando y cultivando sus acciones y argumentos, como la Red de Medios Comunitarios (ReMC), EMARTV y las organizaciones de cooperación al desarrollo. Caso destacado es el de la ReMC, que ha vertido en Andalucía toda su experiencia en la elaboración de la Ley Audiovisual estatal de 2010, especialmente vergonzosa y apartada de los parámetro internacionales para los medios comunitarios; radios y televisiones que saben que se juegan su dignidad y supervivencia en esta ley.
Las adhesiones a las posiciones del Foro se han dado en las cinco Mesas de Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual (MOISA) celebradas en Sevilla el 9 y 10 de junio. Tras seis meses de proceso, la DGCS ha presentado las bases del anteproyecto. Unas bases en elaboración (aún) y que solo recogen de una u otra manera el 20% de las propuestas del Foro. Por tanto, hay un 80% sobre el que vamos a seguir trabajando.
El nivel de concreción de las bases para el anteproyecto es desigual: alto en algunos apartados y bajo en otros. Para los medios comunitarios supone un avance leve, quizá mayor para las emisoras comunitarias históricas y para mejorar las posibilidades de financiación (patrocinio de economía social y subvenciones específicas). Se define una reserva de espectro de un tercio para medios comunitarios, aunque solo para municipios mayores de 100.000 habitantes, algo que no tiene mucho sentido atendiendo a la ubicación de los medios comunitarios conocidos (municipios de 5.000 a 50.000 habitantes en su mayoría). Las bases recogen que los medios comunitarios auditen anualmente sus cuentas, lo que supone un sobrecoste excesivo e injustificado. Hay importantes déficit en la definición de medio comunitario que pueden afectar a la afectividad de la persecución contra falsos medios comunitarios con intención oportunista de obtener regulación. La definición tiene que incluir la dimensión de la participación en la gestión como prueba del algodón para ser considerado medio comunitario.
Sobre educación en comunicación, las bases recogen la incorporación de esta materia en todos los niveles educativos, pero no vemos claro que se quiera apostar por la capacitación de la ciudadanía como emisora y no mera receptora de la comunicación. Además, está por concretar cómo financiar estas medidas. A nuestro juicio, mediante las multas a los medios de comunicación y mediante tasas. Además, la educomunicación tiene que formar parte de las emisiones de todos los tipos de medios de comunicación.
El derecho ciudadano de acceso a los medios públicos ha sido el tema que más oposición ha suscitado, sobre todo por parte de RTVA. El mayor medio público andaluz considera una injerencia que se establezcan 10 horas semanales de reserva para que la ciudadanía haga sus programas, así como establecer estas horas entre las 10 y las 00 horas. Argumenta que va en contra del artículo 17 de la ley de RTVA. Pero no proponen alternativas, así que estamos a la espera de conocerlas. Porque RTVA lleva años diciendo que va a implementar el derecho de acceso, pero ese barco nunca zarpa. ¿Lo hará en las próximas semanas?
Los derechos audiovisuales de la ciudadanía andaluza deberán tener una correlación en obligaciones de los medios de comunicación, del Consejo Audiovisual y de la Junta. De lo contrario este proceso sería un brindis al sol. Así, queremos trabajar en este esquema:


Derecho
ciudadano a...

Obligación
de...

Difundir
informaciones de forma veraz

  • Junta
    tiene que establecer reservas para medios comunitarios y un desarrollo
    digno de esta tipología de medios
  • Medios
    públicos tienen que concretar ejercicio efectivo del derecho de acceso

Educación
en comunicación

  • Junta
    (Cultura-Educación) tiene que incorporar materias en todos los niveles
    educativos, obligatorios (ESO) y no obligatorios (Bachillerato,
    enseñanza de adultos y FPE)
  • Medios
    públicos y privados comerciales deben destinar parte de su presupuesto y
    programación a medidas de fomento de educación en comunicación

Una
comunicación accesible

  • Medios
    públicos y privados

Una
comunicación plural

  • Junta,
    estableciendo medidas anticoncentración para todos los tipos de
    operadores

Una
comunicación transparente

  • Medios
    privados tienen que informar en su web sobre la propiedad del medio

Participar
en la gestión del sector audiovisual

  • CAA
    tiene que establecer consejo de participación ciudadana

Obligación
ciudadana audiovisual a...

Derecho
de...

Difundir
informaciones veraces

El resto
de la ciudadanía que solo recibe la información

Proteger a
la infancia, juventud y el honor

El resto
de la ciudadanía que solo recibe la información y los menores de edad.



Si no hay un adelanto electoral en Andalucía, parece posible que la Ley
Audiovisual Andaluza sea aprobada a mediados de 2015. Antes, en diciembre,
conoceremos la redacción del anteproyecto de ley previamente a su tramitación parlamentaria.
Parece que desde la Junta hay ganas de plasmar avances, pero la ciudadanía
andaluza no quiere un premio de consolación, sino derechos audiovisuales
propios del siglo XXI con los que profundizar en la democracia en Andalucía y
el resto del país
.